La Escuela Infantil Lullaby, de primer ciclo (0-3 años), es un centro de nueva construcción diseñado desde cero para los niños y niñas residentes en todo el municipio de Las Rozas de Madrid. Cuenta con la autorización de la Comunidad de Madrid (Código 28076216), por la que se certifica que se cumplen los máximos requisitos exigidos para apertura de nuevos centros escolares de 0 a 3 años, así como la normativa municipal del Ayuntamiento de Las Rozas. Está situada en la zona de Monterrozas, calle Salónica 43, en un enclave privilegiado, con 1.200 metros cuadrados de terreno disponible y 300 metros cuadrados de edificación moderna y emblemática de alto nivel, en una sola planta, cuyo principal objetivo es la educación y bienestar de los niños.

 

La idea de crear Lullaby surge de una familia residente en Las Rozas de Madrid, con la finalidad de ofrecer un nuevo concepto de escuelas infantiles (de 0 a 3 años), basadas en los siguientes aspectos diferenciales:

 

  •         Escuelas infantiles con amplias y modernas instalaciones construidas y adaptadas desde el inicio con un único y esencial punto de referencia: los niños.
  •         Enclave de naturaleza y tranquilidad, con buenas comunicaciones y cercano a zonas destinadas a la educación primaria y secundaria.
  •         Método pedagógico libre, abierto y propio, desarrollado por maestras con amplia experiencia, que permite una educación globalizada y un desarrollo integral del niño.
  •         Máxima transparencia

 

El centro está dirigido por dos hermanas con amplio bagaje profesional. Ana Luz titulada universitaria en Magisterio de Infantil y Primaria, y Rosa Luz, titulada universitaria en Periodismo y Comunicación y Grado Superior en Educación Infantil.

 

Ambas han desarrollado un Proyecto Educativo propio que integra el arte, la música y el inglés, llamado Lullaby. La idea del nombre de la escuela, (canción de cuna, en inglés) engloba los pilares fundamentales de este método, así como los conceptos de transparencia, confianza, cariño y familiaridad.

 

El lema de la escuela, “El arte de educar”, define cómo el Proyecto Lullaby fomenta el desarrollo integral del niño y estimula sus habilidades motoras y emocionales, a través de un método de enseñanza-aprendizaje donde el juego y la creatividad son los ejes fundamentales.

Este sitio web utiliza cookies. Consulta nuestra política de privacidad para obtener más información.