La Escuela Infantil Lullaby se ha diseñado basándose en las directrices del método Reggiano-Emilia, con influencias de centros y modelos educativos escandinavos, distribuyéndose el espacio en una sola planta, con ventilación y luz natural, suelos con calefacción radiante, accesos sencillos sin escalones, ni rampas u otros elementos arquitectónicos que impidan su perfecto uso por personas con movilidad reducida, así como patios y jardines que rodean todas las instalaciones, creando un ecosistema de naturaleza e integración visual y paisajística.

 

Somos una de las escuelas de la Comunidad de Madrid con mayor superficie disponible por niño, tanto interiores (aulas, salón de usos múltiples, comedor) como exteriores (patios y jardines). Lo que significa que los 42 niños de la Escuela Infantil Lullaby disfrutan de espacios únicos y de los más exclusivos de Madrid.

Este sitio web utiliza cookies. Consulta nuestra política de privacidad para obtener más información.